Titular noticias

La certificación Fairtrade aumenta el precio mínimo de la banana a medida que los productores se enfrentan a una restricción financiera


El aumento de los costes de exportación y la caída de los precios de importación están afectando directamente los medios de vida de los productores y trabajadores bananeros. El Precio Mínimo de Comercio Justo Fairtrade proporcionará un apoyo vital a los productores con dificultades.


La certificación Fairtrade está aumentando su precio mínimo para las bananas en un esfuerzo por contrarrestar los efectos del aumento de los costes de exportación y la caída de los precios de importación en los medios de vida de los productores, ha anunciado la Organización Mundial de Justicia Social.

El aumento promedio del ocho por ciento en los Precios Mínimos de Comercio Justo Fairtrade para las bananas entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 2022. Los contratos para 2022 se están negociando actualmente entre compradores y productores.

“La presión financiera sobre los productores de banana ha sido devastadora para sus medios de vida y una amenaza real para sus ganancias a largo plazo. Un repunte en el Precio Mínimo de Comercio Justo Fairtrade proporcionará un apoyo vital a los productores de banana, especialmente en estos tiempos de dificultades y fluctuaciones globales en el mercado", explicó Nicolas Léger, líder global de Fairtrade para la banana.

Los productores de banana de todo el mundo se enfrentan a una mayor carga financiera en medio de los crecientes costes de exportación del banano y los precios de importación récord bajos, lo que ejerce una presión excesiva sobre los pequeños productores y los trabajadores agrícolas y representa una amenaza directa para su capacidad para ganarse la vida dignamente.

Según los informes, el aumento de los costes de exportación de la banana está siendo impulsado por un fuerte aumento en el precio de los materiales de empaque, más un aumento del 60 por ciento en los costes de flete, y los costes continuarán creciendo en los próximos meses. La pandemia de COVID-19 en curso también ha afectado los costes de producción, así como las medidas en curso para proteger las plantaciones de banana de los efectos devastadores del hongo fusarium TR4. En ese contexto, los precios de importación de la banana han ido en sentido contrario, cayendo en picado a un mínimo histórico de 10 años de menos de 10 euros la caja.

"Sin embargo, es fundamental que el mundo sepa que los esfuerzos de Fairtrade son solo una parte de la solución cuando se trata de productores y trabajadores bananeros que se ganan la vida dignamente", continuó Léger. "La industria bananera en su conjunto debe cambiar para que el cultivo del banano sea sostenible a largo plazo".

La certificación Fairtrade es el único esquema de certificación con un precio mínimo, una red de seguridad crucial para los productores y una forma de desarrollar su resiliencia en medio de las fluctuaciones del mercado y las incertidumbres continuas de un mundo post-COVID. Fairtrade revisa este precio con regularidad, en consulta con productores y comerciantes.

Los productores también seguirán recibiendo la Prima Fairtrade adicional de 1 USD por caja de bananas vendidas, que pueden invertir en proyectos de su elección. Los productores y trabajadores de banana recibieron más de 193 millones de euros en Prima Fairtrade durante los últimos cinco años.

"Fairtrade es el único esquema con herramientas efectivas para responder a las expectativas sociales y ambientales de los consumidores y la industria bananera", dijo Marike de Peña, gerente de una cooperativa bananera certificada Fairtrade y presidenta de la Red Nacional de Comercio Justo Fairtrade de la República Dominicana. "Pero la pregunta sigue siendo cómo los productores en la parte inferior de la cadena de suministro pueden responder a todas estas expectativas sin un compromiso firme de la industria hacia la responsabilidad compartida y los precios sostenibles".

“La carrera a la baja en el banano excluirá a más y más pequeños productores y empresas medianas de la agricultura”, agregó de Peña. "Fairtrade hace un fuerte llamamiento al cambio".

La decisión de aumentar el Precio Mínimo de Comercio Justo Fairtrade para las bananas se produce pocos meses después de que Fairtrade introdujera un salario base para las plantaciones y un diferencial de salario digno. El salario base, que entró en vigor el 1 de julio de 2021, significa aumentos salariales de hasta el 15 por ciento para los trabajadores bananeros y un paso significativo hacia la creación de un salario digno para miles de trabajadores de las plantaciones bananeras en todo el mundo. La certificación Fairtrade es el único esquema de certificación que establece un salario mínimo y da un paso concreto hacia un salario digno.

Al mismo tiempo, el nuevo Diferencial de salario digno introdujo un pago voluntario adicional por caja de bananas vendidas, como contribución a un salario digno completo.

“Los productores están haciendo todo lo posible para satisfacer las crecientes demandas de sostenibilidad del mercado, trabajando para lograr salarios e ingresos dignos, hacer que sus granjas sean más respetuosas con el medioambiente y cumplir con los requisitos de diligencia debida en materia de derechos humanos. Sin embargo, los precios del mercado no coinciden con estos costes y están cayendo en lugar de aumentar”, continuó Nicolas Léger.

“Esto no es sostenible. Se necesitan precios justos ahora más que nunca para satisfacer estas crecientes demandas. En Fairtrade, estamos haciendo todo lo posible para garantizar que esto suceda".

Últimas noticias