Titular noticias

La certificación Fairtrade se convierte en miembro de la Alianza Cool Farmer


Los productores están en la primera línea del cambio climático. Para millones de comunidades agrícolas en todo el mundo, los impactos de los patrones climáticos cambiantes son una realidad diaria. Sus cultivos están directamente amenazados por tales desarrollos y, por lo tanto, ponen en riesgo sus medios de vida.


Las soluciones al cambio climático son más que complejas, pero está claro que cambiar hacia formas de producción más sostenibles es un imperativo si queremos superarlo. Sin embargo, no sería justo que los productores cargaran con todos los costes de hacerlo teniendo en cuenta que a menudo todavía luchan por ganarse la vida. No hay justicia climática sin justicia social.

En Fairtrade creemos que no es posible separar los dos, y es por eso que adoptamos un enfoque holístico, trabajando tanto en temas sociales como ambientales.

Para profundizar aún más nuestro trabajo y apoyo en asuntos climáticos, en junio de 2021 nos unimos a Cool Farm Alliance. Una organización de membresía sin fines de lucro cuya misión es permitir que millones de profesionales agrícolas en todo el mundo tomen decisiones más informadas en la finca para reducir su impacto ambiental.

"Al convertirnos en miembros, buscamos mejorar el impacto positivo de los productores a través del secuestro de carbono, la agroecología y las prácticas agrícolas que conduzcan aún más al alivio de la pobreza y la protección de la biodiversidad", dice Juan Pablo Solís, Asesor Principal de Fairtrade International, Clima y Medioambiente.

El poder de las decisiones informadas en la granja
Como parte de su trabajo, Cool Farm Alliance desarrolla y ejecuta Cool Farm Tool, una herramienta de apoyo a la toma de decisiones para ayudar a los productores de todo el mundo a medir el impacto de sus prácticas agrícolas. Esto es crucial para identificar mejor las oportunidades para la mitigación del clima y el equilibrio ecológico.

Utilizada actualmente en 146 países, las métricas cubiertas por la herramienta son varias. Desde los gases de efecto invernadero hasta el uso del agua, la pérdida y el desperdicio de alimentos, así como la biodiversidad.

En Fairtrade actualmente estamos encargando varios estudios para determinar la huella de carbono o de agua de nuestros productos en varias regiones. Ahora tenemos estudios de casos y estimaciones para bananas, flores y azúcar, con algodón y arroz en trámite. Para todos estos, estábamos probando la herramienta Cool Farm para determinar las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel de la granja. Con los conocimientos, nuestro objetivo es identificar mejor los puntos críticos y las áreas de mejora a nivel de producto, lo que podría generar nuevas oportunidades para proyectos de diversificación de ingresos y mitigación del clima.

“Estamos encantados de que Fairtrade se una a Cool Farm Alliance. Juntas, las dos organizaciones pueden trabajar en la coyuntura entre el alivio de la pobreza y la mitigación del cambio climático, una coyuntura que se sabe desde hace mucho tiempo que es fundamental para el éxito de ambos esfuerzos”, dice Daniella Malin, directora general adjunta de Cool Farm Alliance.

En el futuro, también esperamos seguir evaluando cómo el uso de esta herramienta podría ayudar a los productores y trabajadores de Comercio Justo Fairtrade a tomar decisiones aún más informadas y reducir su vulnerabilidad frente a los riesgos ambientales.

Para obtener más información sobre Fairtrade y el medioambiente, visite la página dedicada.

Acerca de The Cool Farm Alliance
Cool Farm Alliance (CFA) es una organización de membresía sin fines de lucro, formada por empresas corporativas de alimentos y bebidas, representantes de agricultores, ONG, consultorías, proveedores de software y organizaciones de investigación que trabajan en colaboración para lograr una agricultura sostenible.

Para obtener más información, visite coolfarmtool.org.

Últimas noticias