Con la participación de todos los socios desde Fairtrade International se fijan los estándares Fairtrade que tienen validez a nivel global. Además Fairtrade International presta apoyo y asesoramiento a los grupos productores en el Sur con asesores locales.

Todos los actores que participan en Fairtrade se someten a auditorías regulares por parte de la auditora independiente FLOCERT, cuyo sistema de certificación cumple con las exigencias de la norma para certificaciones, la ISO 65. Auditores independientes auditan a las empresas a nivel mundial así como a todos los grupos de productores.

Con estos controles se garantiza el cumplimiento de los estándares Fairtrade y que los ingresos adicionales de la Prima Fairtrade lleguen a las organizaciones de productores en países en vía de desarrollo y que se utilicen allí de forma democrática y sostenible.

El enfoque de Fairtrade permite a los productores y trabajadores tener más control sobre sus vidas y decidir cómo invertir en su futuro.

Como líder en el movimiento global para conseguir una justicia comercial, Fairtrade apoya y desafía a las empresas y gobiernos y conecta a los productores y trabajadores con las personas que compran sus productos.

Al elegir Fairtrade, las personas pueden crear cambios a través de sus acciones cotidianas. Un producto con la marca Fairtrade significa que los productores y las empresas han cumplido las normas acordadas internacionalmente que han sido certificadas de forma independiente.

Los productores y los trabajadores tienen una voz fuerte en todos los niveles de Fairtrade, desde cómo invierten y gestionan sus organizaciones locales hasta tener una voz igual en la toma de decisiones globales de Fairtrade.

Para más información: Consulta la Web de Fairtrade Internacional