faqs - Sobre comercio Justo y fairtrade Descargar

Actualmente, la definición más reconocida de Comercio Justo fue creada por una asociación de las cuatro redes principales de Comercio Justo (Fairtrade International, Organización Mundial de Comercio Justo, Red de Tiendas Mundiales Europeas y Asociación Europea de Comercio Justo):

"El Comercio Justo es una asociación comercial, basada en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye al desarrollo sostenible al ofrecer mejores condiciones comerciales y garantizar los derechos de los productores y trabajadores marginados, especialmente en el Sur. Las organizaciones de Comercio Justo (respaldadas por los consumidores) participan activamente en el apoyo a los productores, la sensibilización y la campaña para lograr cambios en las normas y prácticas del comercio internacional convencional".

La intención estratégica de Comercio Justo es:

  • Trabajar deliberadamente con productores y trabajadores marginados para ayudarlos a pasar de una posición de vulnerabilidad a la seguridad y la autosuficiencia económica
  • Empoderar a los productores y trabajadores como partes interesadas en sus propias organizaciones
  • Participar activamente en un papel más amplio en el ámbito mundial para lograr una mayor equidad en el comercio internacional

El Comercio Justo como tal existe desde los años cincuenta del siglo pasado donde empezó una colaboración entre importadores sin ánimo de lucro, comerciantes en los países del Norte y pequeños productores en países en vías de desarrollo. A lo largo de los años, se crearon cada vez más Organizaciones de Comercio Justo en varios países.

Hoy en día, más de 800 millones de personas padecen hambre en el mundo. Casi tres cuartos son productores o trabajadores agrícolas en América Latina, África y Asia.

El modelo dominante del comercio mundial está creando injusticias y desigualdades cada vez mayores. Los primeros eslabones de la cadena, pequeños productores y trabajadores se enfrentan a múltiples formas de explotación, violaciones de Derechos Humanos y degradación ambiental. Con demasiada frecuencia, los mercados internacionales de materias primas agrícolas no permiten que quienes producen estos productos vivan decentemente de su trabajo.

  • La globalización no debe ser sinónimo de explotación humana y degradación del planeta
  • Un negocio ético y responsable es esencial para un mundo más justo

En 1988, se creó en Holanda un sello llamado "Max Havelaar", que garantizaba que los productos cumplían con una serie de criterios medioambientales y de trabajo. En 1997, las organizaciones que usaban el sello "Max Havelaar", crearon FAIRTRADE International y cambiaron al actual sello “FAIRTRADE”. FAIRTRADE International es una organización paraguas cuya misión consiste en establecer los estándares del Comercio Justo, apoyar, inspeccionar, certificar a los productores en desventaja y armonizar el mensaje del Comercio Justo de todo el movimiento. Actualmente FAIRTRADE International tiene 24 socios, que son las 3 redes de productores de África, Asia y América Latina y las 21 organizaciones Nacionales FAIRTRADE que promueven la venta de los productos FAIRTRADE en sus países. FAIRTRADE Ibérica es responsable de España, Portugal y Andorra.

El término FAIRTRADE se utiliza para describir el sistema de certificación y etiquetado regido por FAIRTRADE International. El sistema FAIRTRADE permite a los consumidores identificar productos que cumplen con los estándares de Comercio Justo acordados internacionalmente buscando los sellos FAIRTRADE en el packaging de los productos.

La certificación de Comercio Justo FAIRTRADE es, de hecho, voluntaria.

El término Comercio Justo se usa para referirse al movimiento de Comercio Justo en su conjunto y a las organizaciones que respetan los altos principios del Comercio Justo. Esto incluye tanto los productos etiquetados como los no etiquetados y el trabajo de las Organizaciones de Comercio Alternativo, las federaciones de Comercio Justo y otras redes.

El Comercio Ético significa que las empresas están involucradas en un proceso para tratar de garantizar que se respeten los derechos laborales básicos de los empleados y de sus proveedores en los países en desarrollo. La marca FAIRTRADE, que se aplica a los productos en lugar de a las empresas, tiene como objetivo dar a los pequeños productores y trabajadores en desventaja un mayor control sobre sus propias vidas. Aborda las injusticias en el comercio al garantizar que los productores reciban términos de intercambio más justos y mejores precios, por más injusto que sea el mercado convencional. Además del Precio Mínimo de Comercio Justo, ya que el Comercio Justo incluye una suma adicional, llamada Prima de Comercio Justo.

El movimiento de Comercio Justo se compone de 21 organizaciones nacionales que representan el sello FAIRTRADE en los países consumidores, y cerca de 1 600 organizaciones de productores y trabajadores en las 3 redes continentales: África, América Latina y Asia.

El movimiento FAIRTRADE trabaja principalmente con organizaciones de pequeños productores, pero también apoya a los trabajadores agrícolas que trabajan en plantaciones a gran escala. Promueve un proceso de empoderamiento, a través del cual los productores y los trabajadores pueden construir un mejor futuro para sus familias y comunidades. Un futuro que se llevan de la mano colectivamente con más estabilidad y seguridad. Un futuro en organizaciones fortalecidas y respetadas que tienen una influencia real en su territorio como actores reconocidos.

La Organización FAIRTRADE Internacional, fundada en 1997 por organizaciones no gubernamentales nacionales, es la encargada de definir los estándares del sello FAIRTRADE para la gestión internacional y Coordinación de programas de apoyo al productor. FAIRTRADE International también aboga por más justicia en el comercio internacional.

FAIRTRADE International es coadministrado a la par por las asociaciones nacionales que representan a la etiqueta en los países consumidores, entre ellos FAIRTRADE Ibérica, y las tres redes de productores y trabajadores.

FAIRTRADE Ibérica con más de 10 años de antigüedad, es un miembro fundador del movimiento internacional FAIRTRADE que trabaja por un Comercio Justo, respetuoso con los Derechos Humanos y con el medioambiente. FAIRTRADE moviliza a empresas, consumidores y gobiernos para transformar las prácticas y apoyar a los productores y trabajadores desfavorecidos. Aumenta la conciencia pública y aboga por una economía global ética y responsable.

Como miembro de FAIRTRADE International, FAIRTRADE Ibérica es el vínculo entre el objetivo internacional y el mercado Ibérico: crear un mercado para los productos FAIRTRADE en España y Portugal. Nuestra función es desarrollar la oferta y la demanda de productos etiquetados de Comercio Justo en el mercado Ibérico y armonizarlos. Gracias a esta etiqueta, ponemos a los consumidores en contacto con los productores del Sur. FAIRTRADE Ibérica solo otorga la etiqueta a los productos que cumplen con los criterios de FAIRTRADE. Nuestra organización no importa, no compra nada y no vende nada. Somos una organización sin fines de lucro.

FAIRTRADE Ibérica es una organización sin fines de lucro que se autofinancia en gran medida. El modelo económico se basa en el pago de una tarifa por parte de los socios económicos, a cambio del uso del sello FAIRTRADE en el producto final comercializado. Estas tarifas de licencia representan más del 95% del presupuesto total de la asociación.

Los estándares de Comercio Justo están diseñados para combatir la pobreza y capacitar a los productores y comerciantes para buscar mejores términos de intercambio. Las normas se aplican tanto a los productores como a los comerciantes. Vea la sección de este sitio web sobre estándares.

Gracias al control independiente (por FLOCERT), la etiqueta FAIRTRADE garantiza al consumidor que todos los productos que llevan la etiqueta azul y verde cumplen con los criterios internacionales de FAIRTRADE. Al comprar productos de Comercio Justo, el consumidor apoya un enfoque integral y sostenible, que tiene en cuenta los tres pilares del desarrollo sostenible:

  • Económico: Los productores reciben un precio justo y la garantía de un precio mínimo para protegerse contra los efectos más dañinos de las fluctuaciones de precios. Los productores también se benefician de diversos beneficios, como el acceso a la capacitación o la prefinanciación, y aún se benefician de una prima FAIRTRADE para inversiones conjuntas que benefician a toda la comunidad.
  • Social: Los productores se reúnen en organizaciones democráticas, lo que los fortalece en su posición frente al mercado. Con el Comercio Justo, los derechos sociales definidos por la Organización Internacional del Trabajo son respetados, las causas del trabajo infantil son atacadas desde la raíz, así como las cuestiones de género.
  • Ambiental: Los pesticidas peligrosos y los OGM (organismos modificados genéticamente) están prohibidos, los productores utilizan prácticas agrícolas amigables con el medioambiente, usan el agua con moderación, buscan soluciones duraderas para eliminar los desechos, etc. Muchos productos de Comercio Justo también son orgánicos. Hoy en día, muchas cooperativas de productores certificadas FAIRTRADE están llevando a cabo muchos programas para adaptarse a los efectos adversos del cambio climático en todo el mundo.

Un precio justo es el que cubre los costes del productor para una producción sostenible. Y a parte de cubrir estos costes de producción, FAIRTRADE establece una Prima FAIRTRADE, que se invierte en proyectos de mejora social, económica y medioambiental. En qué exactamente, esto lo deciden los mismos productores de la organización o los trabajadores de la plantación en cuestión democráticamente. Por eso, los precios mínimos del Comercio Justo no están determinados por el regateo, las tácticas de presión o por comerciantes internacionales de materias primas. Los precios se fijan de manera justa y sistemática, y se revisan con regularidad para asegurar que sigan cubriendo los costes de producción.

Este precio cubre los costes de una producción sostenible, funciona como red de seguridad que protege a los productores cuando los precios del mercado caen por debajo de los costes de producción. Cuando el precio del mercado es mayor que el precio mínimo FAIRTRADE, los importadores pagan el precio del mercado.

La Prima de Comercio Justo es un margen adicional al precio justo (el Precio Mínimo de Comercio Justo) pagado a los productores para invertir en proyectos sociales, de salud y de desarrollo empresarial a través de un programa democrático y participativo. De hecho, los propios productores deciden cómo utilizar la prima en base a sus necesidades. En el caso de organizaciones de pequeños productores, los miembros pueden tomar decisiones sobre la Prima FAIRTRADE votando durante sus reuniones. En el caso del trabajo dependiente, los estándares FAIRTRADE requieren que un "Cuerpo Conjunto" elegido democráticamente, compuesto por trabajadores y representantes, sea responsable de la administración FAIRTRADE. Los productores certificados deben informar del uso de los fondos, según lo exigen los estándares FAIRTRADE. Los fondos se utilizan generalmente para implementar los servicios de salud, educación, servicios sociales básicos o proyectos de desarrollo para mejorar la productividad o la diversificación de cultivos.

Se establece un Precio Mínimo de Comercio Justo para la mayoría de los productos de Comercio Justo. Este precio apunta a cubrir los costos de producción sostenible. Se realiza una investigación en cada producto y se realiza una consulta prolongada con productores y expertos de todo el mundo antes de establecer los Precios Mínimos de Comercio Justo para los productos.

Por supuesto, los costes de producción y los precios de mercado fluctúan, por lo que es difícil garantizar que el Precio Mínimo FAIRTRADE siempre cubra los costos de producción sostenible. El tema importante es que actúa como una red de seguridad en momentos en que los precios de mercado son bajos.

Además de los costes de producción, FAIRTRADE International establece una suma adicional, la Prima de Comercio Justo, que se invierte en el desarrollo social, económico o ambiental. Las decisiones sobre cómo usar la Prima de Comercio Justo FAIRTRADE son tomadas democráticamente por los productores dentro de la organización o los trabajadores contratados en un Comité de Prima de Comercio Justo.

Los precios mínimos de Comercio Justo se revisan periódicamente para garantizar que los niveles sigan siendo relevantes.

En el sitio web de FAIRTRADE International encontrará los precios pagados a los productores por las materias primas:

Cuanto más elijan los consumidores los productos de las cadenas de suministro éticas y presionen a las empresas para que los introduzcan en su surtido, menor será el precio para el consumidor.

No hay evidencia de esto y, de hecho, es difícil imaginar cómo FAIRTRADE podría tener este efecto. FAIRTRADE es un modelo voluntario de comercio dirigido por el consumidor/mercado.

El Precio Mínimo FAIRTRADE tiene como objetivo cubrir los costes de producción sostenibles de los productores, pero dado que FAIRTRADE está liderado por el mercado, solo puede crecer en línea con la demanda del mercado. Los productores solo reciben los Precios Mínimos y las Primas cuando se venden en los términos de Comercio Justo. Debido a que la mayoría de los productores agrícolas pueden apoyar más del mercado, la mayoría de los grupos continúan vendiendo gran parte de su producción en los mercados convencionales.

Cuando los productores pueden vender en términos de Comercio Justo, utilizan los ingresos adicionales para mejorar la calidad de sus vidas e invertir en sus negocios. Los productores también invierten las Primas FAIRTRADE en la diversificación de cultivos para escapar de su dependencia de un solo cultivo como su principal fuente de ingresos. Debido a que los productores certificados FAIRTRADE a menudo eligen gastar la Prima en proyectos como mejorar las escuelas locales, la salud, los proyectos de agua o saneamiento, esto significa que los beneficios de FAIRTRADE pueden ser compartidos más ampliamente por la comunidad local, no solo por los propios agricultores.

No, la certificación FAIRTRADE también incluye estándares para el beneficio de los empleados, los más vulnerables en la cadena de producción. Hablamos principalmente de plantaciones en la producción de té, bananas, flores, donde los trabajadores están directamente involucrados en la empresa a través de un organismo conjunto elegido democráticamente que administra el uso de Comercio Justo, salarios adecuados y el respeto por los derechos sindicales. Para aumentar su compromiso en este sentido, FAIRTRADE ha dedicado mayor atención y recursos a los Derechos Humanos y los Convenios de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), incluidos en los Estándares de Comercio Justo como un criterio mínimo e indispensable en el campo de los derechos de los trabajadores. En particular, la postura de FAIRTRADE contra la trata de seres humanos, las peores formas de trabajo infantil, el acoso sexual y la discriminación de todo tipo es clara.

El sistema FAIRTRADE proporciona beneficios tangibles a los pequeños productores y trabajadores, a los consumidores y al medioambiente.

  1. Productores y trabajadores en pequeña escala: Aproximadamente 1,7 millones de trabajadores y productores en 75 países en desarrollo de África, Asia y América Latina se benefician de FAIRTRADE. Algunos de los beneficios de FAIRTRADE incluyen:
    • Mayor poder/rol mejorado en el comercio de sus productos
    • Mejor acceso a préstamos con intereses bajos o sin intereses
    • Asistencia técnica para la construcción de infraestructura para mejorar la producción.
    • Sistemas de comunicaciones y equipos de transporte y procesamiento de propiedad colectiva.
    • Mejor cuidado de la salud y educación.
    • Capacitación técnica y diversificación de habilidades para miembros de cooperativas y sus familias.
  2. Consumidores: El sistema FAIRTRADE beneficia a los consumidores al:
    • Tener la oportunidad de comprar de acuerdo con sus principios
    • Estar capacitados para desempeñar su papel en el tratamiento de las desigualdades del comercio mundial
    • Intercambiar productos de alta calidad
  3. Medioambiente: FAIRTRADE recompensa y fomenta las prácticas agrícolas y de producción que son ambientalmente sostenibles, como:
    • Sistemas integrados de gestión de fincas que minimizan los contaminantes, pesticidas y herbicidas
    • Técnicas de agricultura orgánica
    • Prohibir el uso de los pesticidas más peligrosos

En 2018, las ventas de Comercio Justo ascendieron a aproximadamente 10 mil millones de euros en todo el mundo y más de 35.000 productos a nivel Mundial. En la actualidad hay más de 1.700 organizaciones de productores certificadas FAIRTRADE en 73 países productores, que representan a más de 1,7 millones de productores y trabajadores. Además de otros beneficios, se distribuyeron aproximadamente 178 millones de euros en prima FAIRTRADE para su uso en el desarrollo comunitario. Incluyendo a las familias y dependientes, FAIRTRADE International estima que seis millones de personas se benefician directamente de FAIRTRADE.

Dentro del circuito FAIRTRADE, la verificación del cumplimiento de las Normas se confía a FLOCERT, una compañía independiente certificada ISO. FLOCERT cumple con el estándar en todas las operaciones de certificación y está sujeto a controles externos por parte del organismo de acreditación alemán DAkkS.

La certificación requiere la coexistencia de procesos rigurosos, evaluación de riesgos y auditores preparados. Sin embargo, el mayor desafío es el monitoreo: ningún organismo de certificación puede garantizar la presencia in situ de inspectores las 24 horas del día, los 7 días de la semana, por lo que es fundamental una relación de confianza entre productores y comerciantes. Solo trabajando en estrecha colaboración se pueden minimizar los riesgos asociados con las cadenas de producción.

Los auditores de FLOCERT son expertos en su campo. Están muy familiarizados con las realidades de los países bajo su control y las situaciones específicas de los sectores que tratan. Al mismo tiempo, son conscientes de los elementos más críticos incluidos en los Estándares FAIRTRADE y reciben periódicamente capacitación específica para identificar y mitigar los riesgos de incumplimiento. FLOCERT también lleva a cabo una política de rotación de auditores, por lo que los operadores no pueden ser asignados al mismo tema del sistema FAIRTRADE por más de tres veces consecutivas.

De acuerdo con el procedimiento, un incumplimiento relacionado con aquellos considerados como principios clave de FAIRTRADE o con los principios clave adoptados por los Convenios de la OIT puede llevar a la suspensión y, posteriormente, a la decertificación de la empresa/organización.

La independencia y la imparcialidad de FLOCERT, tanto en la teoría como en la práctica, están verificadas y garantizadas por el DAkkS, el organismo de acreditación nacional alemán para organismos de certificación a través de actividades regulares de inspección y control. De hecho, FLOCERT está acreditado según las normas europeas y cumple con las Normas ISO para organismos de certificación de productos (ISO 17065).

Las organizaciones acreditadas por organismos nacionales como DAkkS en Alemania, deben operar en cumplimiento de los requisitos de independencia, imparcialidad, calidad y transparencia.

Deben tener un sistema de gobierno y una estructura financiera independientes, y están obligados a identificar y analizar cualquier riesgo para su imparcialidad y demostrar cómo se eliminan estos riesgos.

En particular, deben garantizar que las acciones de los terceros con los que están conectados o de los organismos que tienen sus acciones en la empresa no comprometan la imparcialidad de sus actividades de certificación.

El organismo de acreditación verifica con precisión el cumplimiento de estos requisitos y, hasta la fecha, FLOCERT nunca ha detectado ninguna anomalía ni en asuntos financieros ni en ningún otro aspecto relacionado con su independencia de trabajo.

Los intermediarios, por ejemplo, los importadores también están sujetos a una auditoría anual de estándares. Estas normas aseguran, en particular, que ciertas materias primas certificadas FAIRTRADE se separan de las otras convencionales, que las cantidades vendidas con la etiqueta corresponden a las cantidades compradas en condiciones de Comercio Justo. El certificador aspira a cumplir con las condiciones de precio FAIRTRADE y garantizar que los riesgos contenidos en el contrato entre el comprador y el productor estén equilibrados. Este último elemento es exclusivo del movimiento y es fundamental para las partes involucradas.

El sistema FAIRTRADE tiene como objetivo la transparencia. Todos los estándares aplicables, los precios mínimos y las Primas FAIRTRADE están disponibles en el sitio web de FAIRTRADE International. FLOCERT realiza controles sobre la base de los criterios convertidos en criterios de cumplimiento.

Las auditorías de productores e intermediarios están disponibles para productos o comerciantes específicos. FAIRTRADE International publica un informe de monitoreo cada año de las auditorías de cada organización de productores. Este informe, que proporciona las cifras de la incidencia de Comercio Justo en el Sur está disponible públicamente. Este informe también constituye una base importante para evaluar y refinar nuestras propias prácticas.

FAIRTRADE está comprometido a combatir las causas fundamentales del trabajo infantil y prevenir de manera proactiva el abuso y la explotación de los niños

Para el Comercio Justo, los niños vienen antes que nada. El trabajo infantil está absolutamente prohibido por nuestras normas. Pero vamos más allá de los requisitos de certificación para mejorar efectivamente las condiciones reales de los niños y los jóvenes. Estamos capacitando sobre el tráfico de menores en las áreas donde existe el riesgo, ayudando a los productores a implementar medidas preventivas específicas. En caso de violación de los requisitos, se toman medidas de inmediato para proteger a los niños. Las realidades en las que se han encontrado casos de este tipo no solo no se les permiten acceder al sistema, sino que también se brinda apoyo para abordarlos. También discutimos con niños y jóvenes en las comunidades de Comercio Justo para que continuamente propongan soluciones para superar el problema.

La igualdad de género es uno de los principios básicos del sistema FAIRTRADE. El impacto en las mujeres se puede percibir de diferentes maneras, directa o indirectamente. Específicamente, las mujeres se beneficiaron de la política de no discriminación del sistema FAIRTRADE que impide que cualquier productora sea discriminada por motivos de raza, color, sexo, religión, opiniones políticas, extracción y origen social. Esto ofrece a un gran número de mujeres la oportunidad de ingresar al mundo laboral con un tratamiento igual al de los hombres, sin tener que temer ser tratados injustamente o ganar menos que sus colegas. En algunos casos, las normas especifican que los salarios deben pagarse directamente a las mujeres trabajadoras, donde el pago a los maridos por el trabajo de las mujeres es una práctica común.

Los estándares de Comercio Justo nos obligan a aumentar y apoyar las producciones ecosostenibles y la conversión orgánica que mejor se adapte y reduzca las emisiones de CO2. También proporcionan OGM gratuitos, la protección de recursos naturales como el agua o los bosques, y permiten mantener la biodiversidad. Los productores de Comercio Justo compensan las emisiones de CO2 porque reducen el uso de productos químicos, racionalizan el agua y prestan atención a los residuos. Tienen planes para proteger los bosques, replantar árboles para prevenir la erosión del suelo y reciclar material. FAIRTRADE siempre alienta a los productores a minimizar el uso de energía, especialmente la derivada de fuentes no renovables.

Los principales beneficios son: un precio mínimo garantizado pagado a los productores, condiciones de trabajo decentes para los trabajadores agrícolas, apoyo a través de programas específicos (por ejemplo, en la lucha contra el calentamiento global) y el bono de desarrollo para financiar proyectos locales.

Al unirse en cooperativas, los productores se organizan para invertir en el futuro. Gracias a los criterios comerciales que garantiza, la etiqueta FAIRTRADE facilita el acceso a los medios financieros necesarios.

Fortalecidas, las organizaciones tienen la oportunidad de mejorar los servicios ofrecidos a los productores y enfrentar los desafíos futuros.

El movimiento FAIRTRADE también está trabajando para proteger a los trabajadores en estas grandes plantaciones, que también enfrentan grandes dificultades. En este caso, se trata de proteger los derechos de los trabajadores agrícolas, que son muy numerosos en ciertos sectores, como el plátano, el té o las flores. Los beneficiarios son los trabajadores y no los dueños de las plantaciones. De hecho, es esencial brindarles protección porque funcionan en países donde la legislación laboral es poco respetada o inexistente. FAIRTRADE ha establecido durante muchos años una certificación para plantaciones con criterios específicos y diferentes a las de las organizaciones de pequeños productores para proteger a los trabajadores: la libertad sindical y el lugar de los sindicatos. Se ha fortalecido, se han iniciado negociaciones salariales para lograr un salario decente, se les ha otorgado una autonomía total de las organizaciones de trabajadores para el uso de la bonificación para el desarrollo.

Los empleados de las plantaciones de té, bananas o flores están protegidos por el derecho laboral internacional: derecho a salarios dignos, derecho a la seguridad, derecho a contratos estables... El Comercio Justo les permite hacer valer sus derechos y pueden sindicalizarse. Ellos deciden juntos sobre proyectos sociales o capacitación, financiados por el bono de desarrollo. FAIRTRADE es la voz de los pequeños productores y trabajadores para defender sus derechos.

faqs - Sello Fairtrade Comercio Justo Descargar

El sello FAIRTRADE es uno de los sellos éticos más reconocidos en el mundo, aparece en los productos para indicar que se han cumplido los estándares FAIRTRADE. Cuando compras productos con este sello, los productores desfavorecidos obtienen un mejor trato. Para los productos certificados FAIRTRADE, los productores reciben precios destinados a cubrir el coste de la producción sostenible. También obtienen una suma adicional por encima del precio, llamada Prima FAIRTRADE, para el desarrollo social, medioambiental y económico.

Para que un producto muestre la marca FAIRTRADE, debe cumplir con los estándares internacionales de Comercio Justo. Estos estándares están establecidos por FAIRTRADE International y se establecen de acuerdo con los requisitos del Código de Buenas Prácticas de ISEAL en el establecimiento de normas. Los estándares son el resultado de amplias consultas con productores y trabajadores, comerciantes y empresas, y otros expertos externos.

Las organizaciones de productores que suministran productos FAIRTRADE son certificadas según estos estándares por FLOCERT, un organismo de certificación independiente, propiedad de FAIRTRADE International, que realiza auditorías e inspecciones periódicas.

El símbolo gráfico Fairtrade, hace referencia a una persona con un brazo levantado representando el optimismo de los productores, vinculando la determinación cotidiana de las personas en los países en desarrollo con la aspiración de los consumidores de todo el mundo.

El cielo azul visible en el sello está conectado al verde del crecimiento. Este símbolo forma la base de la marca Fairtrade y es importante distitntivo de los productos de Comercio Justo.

FAIRTRADE International introdujo la marca FAIRTRADE en 2002. La marca FAIRTRADE se introdujo en 2011. La marca del programa de abastecimiento FAIRTRADE se introdujo en 2014.

Los diferentes sellos FAIRTRADE son su garantía de que los productos que las llevan se auditan de forma independiente según los rigurosos Estándares de Comercio Justo. Para obtener más información sobre los sellos FAIRTRADE y las marcas del programa de abastecimiento de Comercio Justo revise el apartado Ingrediente FAIRTRADE.

  1. Logo FAIRTRADE Ibérica redondo, este sello identifica la organización nacional FAIRTRADE Ibérica en España y Portugal.
  2. Logo FAIRTRADE (ingrediente único trazable FAIRTRADE). Ej. Café, Frutas (Banana), Arroz, Pasta, Quínoa, Frutos Secos, Sirope Agave… Este sello se refiere tanto a productos que pueden ser simples o compuestos:
    1. Mono productos (café, arroz, plátanos, azúcar...). Compuestos por un solo ingrediente, son, por definición, 100% FAIRTRADE.
    2. Productos compuestos por varios ingredientes (helados, chocolates, galletas...). Pueden llevar la etiqueta negra siempre que se requieran todos los ingredientes de Comercio Justo FAIRTRADE. Solo las materias primas que no existen en el Comercio Justo, por ejemplo, huevos, leche, harina o sal, están exentas de este requisito.
      Tomemos el ejemplo de una barra de chocolate con leche FAIRTRADE: El cacao, la manteca de cacao y el azúcar de caña deben estar certificados FAIRTRADE . Por otro lado, la leche, que no está disponible en condiciones de Comercio Justo, no está certificada.
  3. Logo FAIRTRADE con marca triangular para consultar la trasera de packaging en color o versión blanco y negro (para productos ingrediente único o productos compuestos por ingredientes en los que balance de masas es permitido). Ej. Cacao, Azúcar, Té, Zumos.
  4. Logo suministro de aprovisionamiento de ingrediente Cacao o Azúcar FAIRTRADE (para su utilización es preciso la firma de un Contrato de Licencia de Suministro de Ingrediente FAIRTRADE). El logo identifica el suministro de aprovisionamiento de ingrediente. La etiqueta se refiere solo al ingrediente.

Varios productos como café, té, flores, azúcar y arroz son 100% FAIRTRADE.

Los productos con múltiples ingredientes también pueden llevar la etiqueta: productos como helados, o ciertos chocolates y golosinas, por ejemplo, que están hechos de una mezcla de ingredientes certificados FAIRTRADE (como azúcar, cacao, vainilla, café etc.) e ingredientes comprados localmente de granjeros (como leche, harina y huevos).

FAIRTRADE ha establecido requisitos para estos:

  • Todas las materias primas deben provenir del Comercio Justo, con la excepción de los ingredientes que no están disponibles en el Comercio Justo (por ejemplo, agua, huevos, leche, harina o sal)
  • Al menos el 20% de los ingredientes que lo componen (calculado por peso en materia seca) deben provenir de cooperativas certificadas FAIRTRADE (una barra de chocolate, por ejemplo: la leche es local, pero el cacao y el azúcar que se usa deben estar 100% producidos por productores de organizaciones certificadas FAIRTRADE y deben representar al menos el 20% de la barra de chocolate).

El movimiento todavía favorece la trazabilidad física en toda la cadena. Este es el caso de la mayoría de los productos como los plátanos y otras frutas frescas, café, flores, nueces, arroz, especias, etc. Esto representa más del 80% de los productos etiquetados. Sin embargo, establecer normas similares para productos como el cacao, el azúcar, el té y los zumos, no es fácil de lograr. De hecho, el funcionamiento de estos sectores dificulta la trazabilidad física de los productos.

En algunos casos, en las cadenas de suministro de azúcar, cacao, zumo de naranja y té, en el momento de la cosecha existe la posibilidad de que los productores entreguen el producto a las empresas que lo preparan para la exportación en poco tiempo. Y lo hacen, en algunos casos, sin separarlo de lo que reciben los productores que no son de Comercio Justo.

Solo unas pocas cooperativas tienen el equipo necesario para el procesamiento autónomo. Para los demás, una transformación por separado en fábricas dedicadas conduciría a costes adicionales demasiado altos y, por consiguiente, haría que los productos sean demasiado caros, al sacarlos del mercado, sin ningún beneficio para las propias organizaciones.

Sin embargo, en otros casos, incluso en los países más desarrollados, las plantas de procesamiento del producto final (cacao, azúcar) funcionan en un ciclo continuo o requieren transformaciones complejas. Esto lleva a la mezcla de lotes FAIRTRADE y no FAIRTRADE durante el procesamiento. Incluso en estos casos, la separación física de los lotes de producción individuales o el uso de tanques "dedicados" aumentarían aún más los costes de producción.

El balance de masa (o Mass Balance) es una operación vinculada a recorrido de la materia prima a lo largo de algunas cadenas de suministro, que de ninguna manera afecta la trazabilidad documental de los productos y los beneficios que los productores disfrutan gracias al sistema FAIRTRADE: El pago del precio justo y la prima FAIRTRADE basada en las cantidades de productos suministrados por los productores siempre están garantizados.

Un ejemplo ayuda a aclarar el concepto: quienes producen energía fotovoltaica con un sistema doméstico saben que la corriente que realmente usan en sus hogares proviene de la red. Pero en la red fluye la energía obtenida tanto de fuentes tradicionales como limpias, gracias a un sistema de compensación. El hecho de que la corriente del usuario doméstico no sea necesariamente la "limpia" producida por la planta no es un freno para el desarrollo del sector verde.

Un producto fabricado con múltiples ingredientes puede llevar la marca de certificación FAIRTRADE si todos los ingredientes que se pueden certificar son Comercio Justo, y si el total de ingredientes de Comercio Justo que lo componen alcanza al menos el 20% en relación con el peso (o volumen) total. El agua o los productos lácteos agregados se pueden excluir del cálculo si representan más de la mitad del volumen total. Este es el caso, por ejemplo, de galletas, barras de chocolate, yogur y otros productos.

Se basa en 5 garantías:

  1. Un precio mínimo garantizado pagado a los productores
  2. Prima: Una prima de desarrollo para desarrollar proyectos colectivos económicos, sociales y medioambientales
  3. Condiciones de trabajo decentes
  4. Autonomía y gestión democrática de las cooperativas de productores
  5. La preservación del medioambiente: prohibición de los OGM y productos químicos peligrosos, conservación de los recursos naturales

faqs - Productos con Sello Fairtrade Descargar

FAIRTRADE es un movimiento internacional que reúne a países y representantes de productores. Representantes de sociedad civil y sin fines de lucro. Sus prácticas se refieren tanto a la Comisión Europea como a las principales organizaciones internacionales. Su certificación cumple con las normas internacionales de los certificadores. La aplicación de las especificaciones está controlada por FLOCERT, un organismo independiente que controla todos los vínculos de la cadena: productores, comités de trabajadores, cooperativas y actores económicos (importadores, empresas procesadoras). Está acreditado por la norma internacional ISO 17065 de independencia y transparencia.

No necesariamente. Sin embargo, los criterios del Comercio Justo requieren técnicas de cultivo sostenible y además, se ofrece un precio más alto por los productos orgánicos como incentivo para esta forma de cultivo. En muchos casos la Prima FAIRTRADE se utilizan para la formación de los productores en técnicas de cultivo orgánico y sostenible como el abono o el uso de materiales reciclados. Depende de la categoría de Producto, actualmente en torno al 50% de los productos con el sello FAIRTRADE también llevan certificación ecológica.

Últimamente, los consumidores se sienten preocupados por el tema de los cultivos de Organismos Genéticamente Modificados. Temen que los riesgos de contaminación medioambiental y la dependencia de los productores de las semillas OGM superen los beneficios generados por ese tipo de cultivo.

En FAIRTRADE pensamos que los cultivos OGM no son compatibles con el Comercio Justo y por ello hemos adoptado estándares medioambientales estrictos que prohíben expresamente su uso y prevén además el control de OGMs en parcelas de cultivo cercanos para evitar cualquier contaminación.

En el envase de chocolates, galletas, helados y postres, la marca FAIRTRADE indica que al menos el 20% de los ingredientes provienen de organizaciones de productores certificadas. Por lo tanto, la marca se puede aplicar, por ejemplo, a una barra de chocolate en la que al menos el 20% de los ingredientes son cacao y azúcar certificada.

En estos casos, la certificación garantiza que se respeten los derechos de los trabajadores y que se pague el precio mínimo con respecto a las materias primas para las cuales se han desarrollado los Estándares Internacionales de Comercio Justo FAIRTRADE (por ejemplo, café, cacao, bananas, azúcar).

Actualmente hay productos en el mercado que llevan la marca FAIRTRADE y contienen aceite de palma. Esto se debe a que, en general, la elección de los ingredientes que se utilizarán en las recetas depende exclusivamente de los fabricantes, aunque hay una invitación de nuestra parte a utilizar las materias primas de las cadenas de suministro sostenibles tanto como sea posible.

FAIRTRADE aún no ha desarrollado un estándar para el aceite de palma porque algunas investigaciones indican que, en función de las necesidades de los productores y del mercado, es necesario concentrar nuestros esfuerzos en otros productos.

Somos conscientes de los riesgos asociados con la producción de aceite de palma, pero creemos que negar la certificación a algunos productos debido a su presencia en las recetas probaría severamente las condiciones de muchos pequeños productores que, gracias al circuito, se benefician de una mayor calidad de vida

En cualquier caso, nuestro trabajo de investigación está en constante evolución y no excluimos que habrá actualizaciones en el futuro.

FAIRTRADE y su sistema del precio mínimo garantizado ha sido pensado para el comercio de materias primas. Técnicamente resulta difícil aplicar este modelo a artesanía y otros productos producidos a pequeña escala hecha con materiales que siempre son diferentes y con costes muy variables.

Estos productos son únicos, con procesos de elaboración que varían de un centro de producción al otro y por eso resulta complicado evaluar el coste del objeto.

El desarrollo de los estándares del Comercio Justo necesita mucho tiempo y dinero para asegurar que un nuevo producto de Comercio Justo beneficie verdaderamente a los productores. En un principio los productos agrícolas tal como el café y el té estaban en el punto de mira del Comercio Justo, ya que tienen un impacto muy extendido en el sustento de los pequeños productores y trabajadores en los países en vías de desarrollo. Desde entonces, el ámbito del Comercio Justo se está extendiendo continuamente a otros productos agrícolas y a algunos productos confeccionados tales como balones. Aquí puedes encontrar todas las materias primas que certificamos a día de hoy.

Algunas Asociaciones de Comercio Justo se dedican exclusivamente a comercializar de manera equitativa y lo vienen haciendo desde hace muchos años antes de que el sello FAIRTRADE fuera creado. Siguen vendiendo sus productos, por cuya procedencia justa garantizan ellos mismos en sus propias tiendas.

Por otra parte algunas empresas hacen su propio Comercio Justo, sin someterse al control independiente del Sello FAIRTRADE, o sin tener como prioridad el interés del productor. Si encuentras por ejemplo té, café, plátanos o cacao sin Sello FAIRTRADE en los supermercados, estos no tienen las mismas garantías de que el productor haya recibido un precio justo.

Además del Sello FAIRTRADE, existen otras etiquetas de comercio justo como Ecocert Equitable, Bio Equitable, Bio Solidarity, Fair for Life, Fair Trade USA, Naturland Fair, Forest Garden ; Sello de Pequeño Productores, WFTO, entre otras.

No tiene mucho sentido que cada uno de los ingredientes que componen un producto sea importado de países en vías de desarrollo. Por ejemplo, leche, nata o huevos soportan mal los transportes a larga distancia y agricultores locales pueden proveer estos productos.

Sin embargo podemos aprovechar la oportunidad para ayudar a otros productores en países en vías de desarrollo si lo que producen (café, cacao, azúcar, especias o frutas) se puede combinar con otros ingredientes de fuente local. Por eso el sistema Fairtrade tiene una serie de reglas para certificar productos compuestos. Estos se definen como productos elaborados a base de varios ingredientes de los cuales al menos uno proviene de productores certificados del Comercio Justo. Según la normativa, todos los ingredientes certificables de un producto compuesto que lleva el Sello FARTRADE tienen que provenir de productores certificados de Comercio Justo. Además la normativa establece unos porcentajes mínimos de ingredientes certificados por cada producto final.

FAIRTRADE requiere trazabilidad física para los siguientes productos: bananas, fruta fresca, café, flores, nueces, arroz, especias y otros. Deben etiquetarse y mantenerse separadas en todas las etapas de su viaje: desde las parcelas de los productores hasta los estantes de las tiendas. Sin embargo, establecer normas similares para productos como el cacao, el azúcar, el té y los zumos no es fácil de lograr. De hecho, la operación de estos sectores dificulta la trazabilidad física de los productos, luego se implementa la trazabilidad documental.

No todos los productos de Comercio Justo cuestan más que los productos convencionales, sobre todo en el caso de comparación de productos de diferente calidad. Les recordamos que a veces a precios demasiado bajos hay una falta de respeto por el trabajo de los productores y la explotación de la naturaleza.

Cuando ocurre, hay varios factores que tomar en cuenta para explicarlo. El sistema de garantía que ofrece FAIRTRADE asegura a los productores del Sur una doble ventaja monetaria: el precio mínimo garantizado y la Prima FAIRTRADE. Ambas repercuten en el precio final que paga el consumidor por el producto.

El precio mínimo es el precio que cubre enteramente los costes de una producción sostenible. El precio FAIRTRADE siempre es al menos idéntico con el precio mínimo y sube, si los precios del mercado lo exceden.

Además al precio de venta se suma la Prima FAIRTRADE. Este suplemento se destina a proyectos sociales, medioambientales y de desarrollo en la comunidad del productor. Los productores y/o trabajadores deciden democráticamente en qué proyectos de mejora invierten esta ayuda.

A la hora de analizar la estructura de un precio hay muchos factores más que hay que tomar en cuenta. Por ejemplo los costes de producción pueden aumentar si el producto se cultiva de manera orgánica. La economía de escala también tiene su influencia en el precio final: la producción en pequeñas cantidades es más cara en cada paso del proceso, desde el embalaje hasta el transporte del producto.

Y por último, son los minoristas los que fijan el precio final que paga el consumidor por el producto. Desde FAIRTRADE no se controla ni se influye en el precio de venta al público de los productos certificados: solo comprueba que los productores hayan recibido el precio mínimo garantizado por su producto o el precio del mercado, cuando este sea más alto. El precio de venta al público es algo que está en manos de cada minorista. Es de suponer que cuantos más productos FAIRTRADE haya, más económicos será conseguirlos para los consumidores.

Dependiendo del producto y del precio mundial actual, las cooperativas de pequeños productores ganan entre un 15% y un 65% más de ganancias cuando producen y venden de acuerdo con las directrices de Comercio Justo/Máximo en lugar de las convencionales. Sin embargo, los socios comerciales son libres de establecer el precio de venta final del producto en la tienda. Por razones legales, FAIRTRADE no puede afectar el precio de venta final. Para los productos FAIRTRADE, la mayor parte de la cadena de valor (procesamiento, distribución, comercialización) se realiza en los países del norte (por ejemplo, tostado de café o procesamiento de cacao). La participación del productor en el precio de venta depende de la cadena de valor y varía mucho de un producto a otro.

Proponiendo una red de seguridad (el precio mínimo) en el contexto de la volatilidad de los precios y las reducciones periódicas por debajo de los costes de producción, así como una prima colectiva e instalaciones de prefinanciamiento que satisfacen las necesidades de flujo de efectivo de los productores. Y sus organizaciones; en promedio, los productores peruanos ganaron un 24% más en 2018 en el Comercio Justo que en el sector convencional.

El Comercio Justo no se trata solo de precios. Él es más ambicioso que eso. También es para dar una visibilidad a medio plazo que permita prever el futuro. Además, el comprador paga una bonificación de desarrollo cada año que le permite a la cooperativa o al comité de trabajadores invertir en el servicio de la comunidad local.

El Comercio Justo al principio era un movimiento lleno de idealismo que algunos nunca se habrían desarrollado en la práctica. Hoy, 25 años después, el sistema FAIRTRADE ha involucrado a 1,7 millones de productores y trabajadores, organizados en más de 1,700 grupos en 73 países alrededor del mundo. Los productores se han convertido en una parte integral del sistema FAIRTRADE y representan el 50 por ciento de la propiedad.

Los productores han aprendido a concebirse como una pieza fundamental en el crecimiento de las economías locales y en el desarrollo en un sentido más amplio y son individuos capaces de fortalecer sus acciones a través de las organizaciones de las que forman parte. Para los productores y quienes trabajan con ellos, desarrollar el mercado es esencial para mejorar sus condiciones de vida y las de las comunidades.

A lo largo de los años, FAIRTRADE ha ganado un papel de liderazgo como socio confiable de las empresas en el desarrollo de cadenas de suministro sostenibles desde un punto de vista social y ambiental.

En este sentido, de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 de la ONU, las empresas privadas desempeñan un papel muy importante para disminuir las desigualdades y ayudar a las personas a salir de la pobreza. De hecho, en su esfera de influencia y actividad, las empresas se ven obligadas a tomar decisiones relacionadas con los Derechos Humanos y la protección del medioambiente. Es un largo viaje, y de ninguna manera fácil. Todos los días nos enfrentamos con realidades que ven opresiones que han durado siglos, ninguna de las cuales puede resolverse desde la mañana hasta la noche. Encontrar el punto de equilibrio adecuado para facilitar el comercio, promover el desarrollo y asegurar el cumplimiento de los Estándares de Comercio Justo es una tarea tan difícil como ardua, que requiere una mejora continua y una sintonía delicada entre los actores involucrados.

Mantenerse intacto significa desarrollar FAIRTRADE y equilibrar todos los valores y estándares que forman parte de FAIRTRADE. El crecimiento nunca puede ser a expensas de otra persona. Hoy, más que nunca, estamos convencidos de que FAIRTRADE representa la mejor solución para enfrentar la injusticia en las relaciones comerciales y garantizar el respeto de los derechos de las poblaciones desfavorecidas en el comercio internacional.

Los productos con etiqueta FAIRTRADE están presentes en todos los lugares donde los consumidores tienen acceso: en tiendas especializadas, tiendas de productos orgánicos, supermercados, cafeterías, grandes superficies... Acompañamos a todo tipo de empresas, desde la empresa local más pequeña hasta grandes multinacionales.

El Comercio Justo ahora representa el 1% del comercio mundial. Si queremos desarrollar métodos de producción sostenibles y mejorar las condiciones de vida de los pequeños productores y trabajadores, los productos de Comercio Justo deben estar presentes en todas partes: pymes, multinacionales, instituciones, distribuidores, pequeños y grandes actores económicos. El nivel de requisitos es el mismo independientemente del tamaño o la reputación de los socios. Para garantizar esto, todos están controlados por FLOCERT, certificador independiente.

Para cambiar las prácticas del comercio internacional, los productos de Comercio Justo deben estar disponibles donde el 80% de la población realiza sus compras en supermercados. De esta manera se creó el sello FAIRTRADE en 1993 para poder ejercer influencia a gran escala y transformar las prácticas de producción, suministro, compra y consumo de manera más amplia.

Más y más comunidades agrícolas se están uniendo a nuestro movimiento. Para lograr un impacto significativo para ellos, necesitamos desarrollar el mercado en términos de volumen. A medida que aumenta la cantidad de productos FAIRTRADE, también aumentará el impacto en los productores.

Nuestro objetivo de trabajo es ayudar a los productores. El aprovisionamiento del producto está auditado y certificado, asegurando una prima de precio y un salario justo. Se ha permitido a los productores Fairtrade asegurar su producción de una forma rentable. En Fairtrade trabajamos para ampliar nuestro marco para que las empresas puedan ofrecer productos de Comercio Justo a los consumidores y que estos a su vez sean más accesibles y puedan llegar cada vez a más personas, además es un primer paso para que las grandes empresas puedan caminar hacia un comercio más justo y sostenible. Es una tendencia de mercado en todas las categorías de consumo y un primer paso para las grandes empresas.

Para nosotros, el Comercio Justo debe ser accesible para todos los consumidores, por un máximo de productores. El café o el té, por ejemplo, se compran principalmente en los supermercados.

Cualquiera que sea la marca, en un supermercado, en una tienda de productos orgánicos o en un café, la presencia de la etiqueta FAIRTRADE le brinda la misma garantía: los productores de la materia prima de este producto tienen una mejor remuneración, condiciones de trabajo decentes y preservación del medioambiente. Las especificaciones, el control y el soporte dado a las organizaciones de productores no varían, independientemente del tipo de actor que trabaje con la etiqueta.

faqs - Venta de productos Fairtrade Comercio Justo Descargar

De forma obligatoria, todas las empresas que entran en la cadena de valor de los productos FAIRTRADE deben de darse de alta, registrar su actividad específica, certificarse y ser auditadas con regularidad por FLOCERT (a nivel internacional).

Entran en la cadena de valor de los productos FAIRTRADE todas las empresas que compran, venden y/o transforman productos FAIRTRADE: Productores - Exportadores - Importadores - Procesadores /Transformadores. (Ejemplo de Procesadores /Transformadores: tostador de café o empaquetador de azúcar).

En Flocert encontrará toda la información relevante.

Las empresas que venden productos FAIRTRADE bajo su propia marca tienen que registrarse en FLOCERT así como ser licenciatario de FAIRTRADE IBÉRICA (las empresas que no venden productos FAIRTRADE bajo su propia marca solo se registrán en FLOCERT).

Para poder vender productos con el Sello FAIRTRADE tiene que registrarse como licenciatario- es decir obtener la licencia para usar el Sello FAIRTRADE en productos de su propia marca que cumplan los criterios internacionales de Comercio Justo establecidos por FAIRTRADE International. Desde FAIRTRADE Ibérica nos encargamos de proporcionarle toda la información y facilidades para hacerlo si la empresa tiene su sede en la península o tiene previsto realizar el grueso de las ventas del producto FAIRTRADE en España y/o Portugal. Facilitamos también contactos con el sector de la distribución y proporcionamos propuestas para una comunicación conjunta. Por otro lado FAIRTRADE Ibérica tiene que velar por el uso correcto del Sello FAIRTRADE, para que sea en todo momento una referencia de garantía de producto y para que no se confunda con las marcas de productos.

Para registrarse u obtener más información puede mandar un correo a info@sellocomerciojusto.org, indicando los datos de la empresa y el producto para el que quiere obtener el Sello. Le haremos llegar un cuestionario y le informaremos acerca de los detalles del proceso.

Para poder vender productos bajo su propia marca con el Sello FAIRTRADE tiene que registrarse como licenciatario con FAIRTRADE:

  • Para poder vender productos bajo su propia marca con el Sello FAIRTRADE tiene que registrarse como licenciatario con FAIRTRADE
  • Le permite obtener la licencia para usar el Sello FAIRTRADE en productos de su propia marca
  • Esta alta en FAIRTRADE IBERICA facilita tanto el uso del sello de Comercio Justo Sello FAIRTRADE en la península Ibérica como en cualquier país del mundo
  • FAIRTRADE IBERICA: Aprobaría las composiciones y diseños específicos para cada producto final (español y portugués)
  • CADA PAÍS FAIRTRADE donde quieran vender aprobaría las composiciones y diseños específicos para cada producto final en el idioma local

Para ser importadora de productos de Comercio Justo tiene que ponerse en contacto con FLOCERT. Ellos le facilitarán la lista de las organizaciones registradas de las que importar y luego puede ponerse directamente en contacto con estas organizaciones. Además FLOCERT le pedirá firmar un contrato de importador. El propósito de este contrato es el de permitir que se controle la cadena íntegra de suministro de productos de Comercio Justo, y que se compruebe que se cumplan los estándares del Comercio Justo en las relaciones comerciales.

Puedes comprar productos de empresas registradas como usuarios del Sello FAIRTRADE. En la página de FAIRTRADE Ibérica puedes encontrar el listado de las empresas registradas en la península. Pero si quieres vender productos de tu propia marca con el Sello FAIRTRADE, tienes que registrarte como licenciatario del Sello en FAIRTRADE Ibérica.

Para registrarte u obtener más información puedes mandar un correo a info@sellocomerciojusto.org, indicando los datos de la empresa y el producto para el que quiere obtener el Sello. Te haremos llegar un cuestionario y te informaremos acerca de los detalles del proceso.

Si quiere promocionar productos de Comercio Justo, te puedes poner en contacto con nosotros. Mándanos un correo a info@sellocomerciojusto.org

Para los materiales que vayas a sacar te tenemos que dar el visto bueno desde Fairtrade y además te podremos apoyar con nuestra experiencia en el campo de la promoción del Sello Fairtrade.

faqs - Compra productos Fairtrade Comercio Justo Descargar

No vendemos ni compramos nada. Conectamos a los consumidores y los actores económicos con productores desfavorecidos para desarrollar un Comercio Justo. FAIRTRADE IBÉRICA apoya a las cooperativas para encontrar salidas comerciales mediante la movilización de empresas y consumidores.

Si deseas saber dónde comprar productos etiquetados FAIRTRADE, puedes mandar un correo a info@sellocomerciojusto.org, o revisar el apartado de productos y puntos de venta y consumo.

Tanto café, cacao, bananas, piñas, té, azúcar moreno, frutos secos, arroz, especias, algodón, no pueden cultivarse en nuestros territorios. Por ahora, la mayoría de las rosas también se cultivan en África o América Latina. Dado que vienen de muy lejos, ¿no es mejor asegurarse de que hayan sido trabajados sin causar la explotación y la pobreza en los países en desarrollo y que hayan sido comprados de acuerdo con los Estándares de Comercio Justo?

El movimiento FAIRTRADE quiere que surja un sistema alimentario que sea ecológicamente sostenible y equitativo para las personas. Esto significa que todos estamos pensando seriamente acerca de dónde provienen nuestros alimentos y tomando decisiones éticas.

Comprar justo y comprar localmente son dos caras de la misma moneda para un consumo ético y responsable. Ambos enfoques se centran en fomentar un negocio humano y tratar de acercar a las personas que cultivan nuestros alimentos para que los consuman.

Por ejemplo, puede elegir comprar su leche o huevos cerca de usted, pero es poco probable que el café, el té o el cacao se cultiven localmente, y ahí es cuando puede recurrir a FAIRTRADE

Algunos productos, como la miel y las flores, se cultivan en parte a nivel local, pero la oferta no puede satisfacer toda la demanda, por lo que se necesitan importaciones para satisfacer las necesidades de los consumidores.

Desde su nacimiento hace cincuenta años, el Comercio Justo es una iniciativa de solidaridad internacional. Se refiere a países donde no hay un estado de bienestar y muy pocos servicios públicos e infraestructuras. Las poblaciones rurales a menudo carecen de lo esencial: comida, salud, educación. Reciben poco apoyo de infraestructura y, en general, no tienen seguridad social ni redes de seguridad si no pueden obtener un precio justo por sus productos.

Esta es la razón por la cual la etiqueta FAIRTRADE ha elegido hasta ahora concentrar su acción al servicio de los productores en los países en desarrollo. Esto no significa que no haya necesidad de un comercio más solidario en la Península Ibérica. Muchos productores enfrentan problemas similares para vivir de su trabajo, frente al cambio climático y demás. Las iniciativas de Comercio Justo originadas en España y Portugal se están desarrollando.

La realidad no es tan simple, es erróneo suponer que los productos de los países en desarrollo tienen automáticamente un mayor impacto que los productos que se cultivan en Europa, en gran medida depende de los métodos de producción. El viaje que enfrenta un producto para llegar al consumidor a menudo no es significativo en términos de emisiones totales del ciclo de vida. ¿Sabes que los países más desarrollados tienen la mayor huella ecológica? Bajo las condiciones adecuadas, las exportaciones agrícolas pueden reducir la pobreza, brindar a los pequeños productores oportunidades para generar ingresos, diversificar sus medios de vida, crear empleos para otros miembros de la comunidad y reducir la vulnerabilidad de las crisis externas. El sistema FAIRTRADE se creó con la intención específica de desarrollar un comercio que permita a los productores pobres competir con éxito en el mercado y, por lo tanto, es injusto e inapropiado penalizar a los productores pobres que dependen de las exportaciones a los mercados internacionales.

La mayoría de los productos FAIRTRADE, o más bien las materias primas, se transportan por barco, que tiene el menor impacto por tonelada que cualquier otro medio de transporte. De todos los productos certificados FAIRTRADE, solo las rosas que vienen de Kenia viajan en avión.

faqs - Apoyo a Fairtrade Descargar

Compra productos con el sello Fairtrade, y habla con tus amigos, familiares y conocidos. También puedes participar en nuestras campañas y seguirnos en Redes Sociales. Te invitamos a consultar nuestra sección participa y ver todas la formas de participación según tu necesidad e interés en Fairtrade.
¡No olvides suscribirte también a nuestro boletín!

Diariamente, puedes elegir productos de Comercio Justo cuando vas de compras. También puedes hablar con tus amigos, familiares y conocidos. Puedes participar en eventos y movilizarte en campañas ciudadanas para pedir cambiar las reglas de comercio. No dudes en seguirnos en Redes Sociales y suscribirte a nuestra Newsletter para mantenerte informado de todas nuestras noticias y la actualidad en el ámbito del Comercio Justo.

Si quieres promocionar productos de Comercio Justo, puedes ponerte en contacto con nosotros. Puede mandar un correo a info@sellocomerciojusto.org

Para los materiales que vayas a sacar le tenemos que dar el visto bueno desde Fairtrade y además te podremos apoyar con nuestra experiencia en el campo de la promoción de Fairtrade.

¡Muchas gracias por su interés en Fairtrade y en el Comercio Justo! Podemos enviarte documentos para hablar sobre el Comercio Justo a tus estudiantes. Contáctanos por correo electrónico: info@sellocomerciojusto.org

Sí, regularmente realizamos sesiones informativas. Contáctenos por correo electrónico: info@sellocomerciojusto.org

Si tu empresa u organización distribuye, vende o promueve expresamente el sistema FAIRTRADE y sus productos, sí puedes usar la marca Fairtrade. La marca comercial FAIRTRADE es una marca registrada, por lo tanto, antes de la publicación, aún debes recibir la aprobación de Fairtrade Ibérica.

Puedes mandar un correo a info@sellocomerciojusto.org