Titular noticias

Comercio Justo: una alternativa solidaria para los pequeños productores y trabajadores en América Latina y el Caribe


Madrid, 13 de mayo de 2020 · Coordinadora Latinoamérica y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores del Comercio Justo (CLAC)

En el marco del Día Internacional del Comercio Justo, productores(as) y trabajadores(as) que forman parte de las 925 organizaciones certificadas en América Latina y el Caribe reconocen los beneficios que les brinda el Comercio Justo, un modelo alternativo de comercio que pone en el centro a las personas y no a las mercancías. 

El Comercio Justo facilita a los(as) pequeños(as) productores(as) organizados un acceso directo al mercado en condiciones justas y equitativas, creando un canal de comercialización sostenible, solidario y de calidad, lo más directo posible entre productores(as) y consumidores(as). A través del Comercio Justo los(as) pequeños(as) productores(as) venden sus productos a mejores precios, obteniendo mejores ingresos para sus familias gracias al establecimiento de un precio mínimo que garantiza cubrir los gastos de producción. 

Daisy Estévez, productora asociada de la Cooperativa Cafetalera Capucas Limitada (COFACAL) en Honduras, afirma que el Comercio Justo “es como un seguro de vida para nosotros, tenemos asegurado nuestro producto y nos viene a ayudar en gran manera porque aparte de que nos dan ese diferencial también recibimos beneficios en educación, en salud y otras cosas muy importantes, capacitaciones y todo eso la cooperativa nos lo da a cada uno de nosotros y prácticamente es por el beneficio que tenemos con la certificación”.

El Comercio Justo busca promover patrones productivos y comerciales responsables y sostenibles, así como oportunidades de desarrollo para los(as) productores(as), campesinos(as) y artesanos(as) que se encuentran en desventaja económica y social, respecto a los actores dominantes en el mercado. 

En América Latina y El Caribe más de 350 mil Pequeños(as) Productores(as) y Trabajadores(as) asociados forman parte del sistema de Comercio Justo a través de organizaciones certificadas productoras de café, cacao, azúcar, miel, quinoa, vino, flores, frutas frescas y banana.

Además de vender sus productos a mejores precios, las organizaciones también reciben una prima social que pueden invertir en diferentes proyectos de desarrollo productivo o social para sus asociaciones y comunidades. En 2017, los productores de la región recibieron como prima social de Comercio Justo más de 110 millones de dólares, que han sido utilizados en diferentes iniciativas para mejorar la producción y también para apoyar a sus comunidades.
 

Durante la pandemia del coronavirus, las organizaciones han podido utilizar la prima social para abastecer de alimentos a sus asociados(as), comprar implementos de limpieza e higiene, equipos de protección, y apoyar a sus comunidades para para garantizar las medidas de prevención contra la propagación del COVID-19.

El Comercio Justo también ha facilitado la organización de los(as) trabajadores(as) en comités en las empresas certificadas en América Latina y El Caribe a través de la creación de la red de trabajadores en 2015. Durante la crisis, estos comités de trabajadores han dialogado con sus empleadores para garantizar medidas de protección en las fincas y plantas procesadoras y también para evitar despidos, organizándose en turnos y horarios.

La solidaridad es uno de los principales valores del Comercio Justo y durante la pandemia del COVID-19 los(as) productores(as) y trabajadores(as) también han realizado numerosas iniciativas para llevar alimentos e insumos para desinfectar a las poblaciones más vulnerables en sus comunidades. En la región de Urabá, Colombia, las organizaciones certificadas han unido esfuerzos para contribuir al establecimiento de un centro de diagnóstico de coronavirus en la zona.

“El Comercio Justo es una esperanza para todos, el Comercio Justo de alguna manera ha representado una oportunidad de seguir comercializando nuestro producto, de mejorar nuestras condiciones de vida, de tener mejores ingresos para nuestras familias”, dijo el presidente de CLAC, Miguel Munguía, en el marco del Día Mundial del Comercio Justo. “Hoy más que nunca necesitamos un comercio más justo para construir un mundo más humano y más solidario”, agregó.

Para celebrar este Mes Mundial del Comercio Justo, CLAC desarrollará diferentes actividades de forma digital. 

Últimas noticias